Campeón IMPACT Jefe de Estado

Paul Kagame

Las mujeres y los hombres son iguales en términos de habilidad y dignidad, y también deben ser iguales en términos de oportunidad. Como ruandéses/as, como comunidad global, necesitamos que todos los/as miembros/as de nuestra sociedad utilicen sus talentos al máximo.

Compromisos Impact


Superar la brecha digital y obtener paridad en el acceso a la TIC, su uso e innovación para el 2020.


La visión de Ruanda es transformar al país en una economía de ingresos medios basada en el conocimiento para el 2020. Un sector fuerte de la TIC es clave para cumplir este hito, pero hoy en día las mujeres y los hombres no se benefician de ni contribuyen a la TIC de manera igualitaria; las mujeres representan aproximadamente el 34% de las personas graduadas de educación superior en TIC, 25% de las personas que tienen un certificado de la industria de TIC y 20% de las personas empleadas en el sector de TIC. Además, solamente el 35% de mujeres tienen un teléfono celular comparado con el 49% de hombres, mientras que solamente el 5,2% de los miembros/as de hogares con mujeres jefes de familia acceden al Internet comparado con el 7,2% de miembros/as de hogares con hombres jefes de familia, indicando una gran brecha. Para superar la brecha digital de género, Ruanda desarrollará e implementará una Estrategia de Igualdad de Género incorporada en el área de TIC (GEM TECH). El gobierno invertirá fuertemente en programas para aumentar la tasa de matrícula de niñas en educación de TIC tales como: WEMTECH (Empoderamiento de Mujeres en Tecnología), el programa ícono del Plan Maestro Inteligente de Ruanda (2015-2020), y el programa de Niñas en TIC, entre otros. Ruanda también promoverá el uso de soluciones de TIC para avanzar el empoderamiento económico de las mujeres en dos áreas claves: educación financiera para las mujeres emprendedoras y TIC para la exportación (Terciarizacion de Procesos Empresariales).


Triplicar la matrícula de niñas en Capacitación Técnica y Vocacional para avanzar las oportunidades de empleo de las mujeres.


El desempleo entre los/as jóvenes es un problema serio en Ruanda, con un desajuste persistente entre las necesidades de los empleadores/as y las habilidades de los empleados/as. El gobierno de Ruanda ha lanzado un programa ambiocioso de Capacitación en Educación Vocacional y Técnica (TVET) basado en la demanda que busca cerrar la brecha de habilidades y aumentar el empleo de los/as jóvenes. Hasta ahora, los primeros resultados son prometedores, pero el número de hombres y mujeres jóvenes que participan en el programa no son iguales. En promedio, solamente el 17,5% de las mujeres se matricularon en estos programas (versus 40% de hombres). Para cerrar la brecha en la matrícula de TVET, y la brecha de género en el desempleo de los/as jóvenes, Ruanda lanzará un programa nacional de mentores/as y orientación profesional para incentivar a las niñas a tomar cursos en ciencias y tecnología dentro del programa TVET, con el fin de matricular por lo menos 50% de mujeres y niñas elegibles para el 2020. Para implementar esta estrategia, Ruanda trabajará estrechamente con las instituciones TVET, centros de orientación profesional y las comunidades para asegurar que: la percepción de TVET por parte de las niñas y sus padres/madres /guardianes mejore; la matrícula femenina - especialmente para cursos de TVET no tradicionales - aumente; y la calidad de la capacitación mejore substancialmente. Esto estará seguido por pasantías (un sistema doble que combina la capacitación en la escuela y socios/as industriales) con miras a satisfacer las necesidades del mercado alineadas con el Programa Nacional de Empleo (NEP).


Eliminar todas las formas de violencia de género.


La violencia de género es una preocupación universal para los países desarrollados y en vías de desarrollo. Si bien el gobierno de Ruanda continúa combatiendo la VdG con resultados impresionantes, la incidencia significativa de la violencia de género sigue siendo un problema. Para finales del 2014, Ruanda había tenido 1.433 casos de desfloración en 12 meses (Policía Nacional de Ruanda, 2014). La VdG es un problema serio de salud púbica y una violación de los derechos humanos fundamentales. Refuerza las desigualdades entre los hombres y las mujeres y compromete la salud, dignidad, autonomía y seguridad de los/as sobrevivientes. Por eso, Ruanda ha adoptado una postura de cero tolerancia en la lucha contra la VdG y está comprometida ha mantenerse firme hasta que el problema sea erradicado. Para lograr esto, el gobierno ha establecido estrictas medidas de prevención y sanción junto con programas de reintegración para apoyar a las víctimas. Los Centros de Atención Integral Isange se han establecido en todo el país para proveer servicios holísticos, incluyendo: apoyo médico, legal y psicológico para rehabilitar y reintegrar a las víctimas de VdG.2 Los Centros de Atención Integral trabajan de cerca con la policía, centros de salud, y los/as líderes de los sectores administrativos, células y aldeas cercanas para ayudar a las víctimas de VdG. Para hacer cumplir la política de cero tolerancia, Ruanda planea mejorar la logística, infraestructura y capacidad de los proveedores de servicios. Para cumplir este compromiso, el gobierno tomará el paso innovador de incluir metas concretas para erradicar la VdG en el desempeño de contratos de instituciones relevantes incluyendo aquellas encargadas de seguridad, justicia, salud, género y gobernabilidad.

VER TODOS LOS CAMPEONES Y CAMPEONAS