Igualdad de condiciones para niños y niñas

3 de enero, 2015 – Barboursville, West Virginia, EEUU

Jubilado del Cuerpo de Marines de EEUU debido a heridas de combate, Tim Brooks, de treinta años de edad, ahora estudia medicina en West Virginia.

También es un padre soltero con custodia plena de su hijo de 5 años, Austin, y apoya orgullosamente al movimiento HeForShe. Tim habló con Austin acerca del significado de HeForShe. La reflexión del niño fue: Para él era “raro”, “¿porque no deberíamos ser amables con todos?” Tim se sonrió y asintió, añadiendo, “Siempre está atento y defiende a aquellos que te necesiten.”

Tim entrena al equipo de béisbol infantil de Austin de Pequeñas Ligas, y ambos batearon un jonrón por la igualdad de género durante la práctica de bateo en octubre de 2014. Algunos niños empezaron a discutir con las niñas, insistiendo que los niños eran mejores jugadores de béisbol y que ellos le podían ganar a las niñas en un juego. Escuchando la discusión, Tim estaba curioso por saber cómo Austin manejaría esto, sabiendo que habría otras ocasiones en su vida cuando él tendría que enfrentar situaciones similares. Austin opinó como si se hubieran puesto de acuerdo: “Tanto las niñas como los niños pueden jugar bien el béisbol, y burlarse de las niñas no es amable.”


Somos un equipo y jugamos como equipo.


Los niños continuaron molestando. Entonces, Tim se acercó y detuvo la práctica para hablar con todo el grupo. Les dijo a todos/as, “Somos un equipo y jugamos como equipo. Sin las niñas, no seríamos un equipo, y sin los niños no seríamos un equipo. Sería difícil jugar solos y no sería tan divertido.”

Para probar su punto, Tim hizo que el equipo jugara dos juegos ese día. El primer juego de 20 minutos fue de niñas contra niños, y las niñas le ganaron a los niños, 3-2. El segundo juego de 20 minutos tenía equipos combinados de niñas y niños. Un equipo ganó 7-6, y todos/as sintieron que ganaron juntos. Todos los niños y las niñas estaban de acuerdo que el segundo juego fue divertido y que el primero no lo fue, porque “no se sentía bien jugando sin los niños o las niñas.” También estaban de acuerdo que las niñas eran tan buenas jugadoras de béisbol como los niños.

Veterano, padre de familia, entrenador y defensor de HeForShe, Tim Brooks con su hijo, Austin.

ADespués, Tim se sentó con todos los niños y las niñas y les habló sobre HeForShe y en lo que creía – respetar a los demás, siempre hacer lo correcto y defender lo que es correcto. Añade: “También repasamos algunas situaciones propias de su edad. Todos/as se dieron cuenta que al principio estaban equivocados/as, pero que desde ese momento en adelante ellos/asharían lo correcto y se verían como iguales. Después de ese día, el equipo jugó mejor juntos y todos/as se volvieron buenos/as amigos/as.”

Gracias al gran cambio positivo que se creó, Tim ha sido invitado a hablar en el salón de su hijo sobre HeForShe en febrero y presentarles un video de Austin contando su historia a los/as estudiantes de post-grado de psicología en Marshall University, donde está estudiando.

REGRESO A REDACCIÓN